miércoles, 18 de enero de 2017

I tertulia cofrade el Martill y el Costal



Mesa de tertulia con los representates de los diferentes pasos a costal.

El pasado fin de semana se realizó en Mataró la primera tertulia cofrade del "Martillo y el Costal". Este tipo de tertulias son muy habituales en regiones donde hay mucha tradición de pasos y misterios llevados a costales y dónde existe importante formación y presencia de cofradías y hermandades. 

La Hermandad Ntro. P. Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de la Esperanza impulsó este primer encuentro, sin la pretensión que fuere como otros debates existentes en otras zonas, sino más bien como un primer encuentro para conocer las diferentes realidades y empezar a hablar de esta temática.

D. Héctor López durante su ponencia.
La tertulia realizada en el Espai Gatassa del barrio de Cerdanyola contó con capataces de los pasos a costal de de Ntro. P. Jesús Nazareno de Mataró, de Las Penas de El Vendrell, del Cristo de la Buena Muerte de Cornellà de LLobregat, del Cristo de la Paz de Castelldefels y de la Esperanza Macarena de Manresa. A todos ellos en nombre de la hermandad gracias por su pronta respuesta a participar, su asistencia y tiempo, así como compartir su experiencia y cosas de su hermandad con todos y todas. 

Antes del actos todos y todas visitaron la Casa Hermandad dónde se aprovechó para charlar un poco y conocerse. 

Momento de las intervenciones del público.
En la primera parte el historiador cofrade vinculado al Museu Arxiu de Santa Maria  Héctor López explicó la presencia de las formas de llevar los misterios en Cataluña. En particular se centró en la presencia en grabados, algunas imágenes y referencias de los pasos tipo ataúd que ya estaban presentes hace siglos en Girona, Barcelona y en particular en Mataró. A pesar de esta presencia eran muy diferentes a los que se conocen hoy en día al ser pequeños y llevados por 6-8 personas que eran contratadas para hacer esta función.

Después de la Guerra Civil española y diferentes factores en los años 60 hicieron casi desaparecer esta tradición. La influencia del Sur y la población nacida en Andalucía, Levante y Extremadura impulsó esta presencia en Cataluña con un acento más sevillano y hace que hoy haya en Cataluña 8 pasos llevados en este estilo.

Momento de la intervención del Vice-Hermano Mayor Javier Lechuga.
A pesar de esta presencia en Cataluña, también existen grabados y documentos que ya en pleno s.XVI estaba extendido en particular en Sevilla en pasos de marineros y de “gallegos” característicos de sus oficios. 

Terminada la breve ponencia se compuso una mesa con Santiago Obrero, Ildefonso Muñoz, José Manuel Padilla, Francisco Javier Delgado y Álvaro Mazan, todos ellos capataces y costaleros de las cofradías presentes en la tertulia .Se dirigieron diferentes preguntas recogidas previamente en un debate conducido por Jordi Merino, donde se introdujeron preguntas sobre cómo fueron los inicios de las cofradías y porque la intención de llevar a costal, cuál fue la influencia. 

Representantes de las cinco hermandades presentes.
También se trató el rol de los costaleros: cómo deben prepararse tanto física como religiosamente, que ha menester una persona antes y para ponerse un costal bajo un paso, qué compromisos deben tener ... así como de otros debates presentes sólo en algunas cofradías sobre si se han de hacer relevos, pasos mixtos y cuál es la edad mínima aceptable. En otra parte de la tertulia la atención se centró en el papel de los capataces: cómo se gestionan las cuadrillas, el grupo humano de las personas, cuáles son los momentos más difíciles que pasa un capataz, si las juntas y priostries dejan hacer las iniciativas propuestas 

La última parte contó con diferentes preguntas por parte del público asistente que generó interesante debate respecto a la implicación en la vida de las hermandades, en la asistencia a cultos, las dificultades en los ensayos, así como garantizar el relevo e impulsar gente joven. A tenor de esta última pregunta se habló la realidad de las Cruces de Mayo que, hasta donde se sabe, se celebra procesión en ciudades como Castelldefels, Mataró y Hospitalet de Llobregat y son una fuente importante para que los más pequeños tengan el su momento y siguen lo que ven en sus padres y madres.

El acto lo cerró el Vice-Hermano Mayor, Javier Lechuga agradeciendo la asistencia y cerrando con una llamada por parte de un capataz infantil de Cruz de Mayo de Cornellà


Visita a la Casa Hermandad antes del acto.
Mesa con el llamador, costales y estandarte.



Jordi Merino conduciendo el acto.
Momento del debate.
El pequeño capataz de la Cruz de Mayo de la Hermandad Cristo de la Buena Muerte y María Santísma de la Esperanza de Cornellà de Llobregat, en su improvisada intervención