lunes, 6 de agosto de 2018

Hasta siempre Aleix. Seguiremos sonriendo.

Foto de algunos voluntarios y voluntarias con el gran Aleix Merino, abril de 2018.
Hoy nos ha llegado la noticia que  la gran sonrisa de Mataró se ha parado. El pequeño Aleix Merino, ha fallecido.
 
Este chiquito con su gran sonrisa fue escogido por cientos de personas para que fuera  mataroní de l'any 2017. Su causa unió a personas de la ciudad para dar a conocer la patología conocida como Tay-Sachs des de el año 2016  y consiguió sacar tiempo, amor y ganas de trabajar en la gran fiesta del Somriure que cada año abría la primavera en Mataró.
 
Después de los grandes actos de Semana Santa, las cofradías y hermandades  se preparaban dentro de sus limitaciones a aportar  y sumar en la conocida como Festa de l'Aleix.  Una diada que era un gran revulsivo cultural, festivo, solidario y que hacía que gente de entidades muy diversas fuéramos una gran familia.
 
Hoy nos unimos al dolor de la familia que lo añora y compartimos con ellos el orgullo de haber podido conocer a Aleix. 
 
Brille para él la luz eterna de Esperanza.