miércoles, 2 de septiembre de 2015

La reliquia de la Beata Madre Carmen del Niño Jesús en la Casa Hermandad

La reliquia en la Casa Hermandad.
El 16 de octubre del año 2011 la Asamblea General de hermanos y hermanas de la Hermandad Ntro . P. Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Esperanza aceptó de forma unánime el presente que ofrecían las hermanas franciscanas de la escuela San José.

Se trataba de un relicario con una reliquia de la Beata Madre Carmen del Niño Jesús para poder ser llevado en el paso de palio de la Virgen de la Esperanza .

El año 2013 fue procesionar debajo del palio y los pies de la Virgen por primera vez en la Procesión de Jueves Santo. Al día siguiente en la Procesión General numerosas hermanas franciscanas de la escuela Sagrado Corazón de Jesús esperaban en la esquina de la calle de la Coma para ver pasar la reliquia de su Madre fundadora.

Hoy en día esta reliquia está en la capilla de la Casa Hermandad entre las dos imágenes del Nazareno y la Esperanza .

La Madre Carmen estuvo en Mataró en 1889, y como todo el territorio, fundó una escuela para ayudar a la formación de las mujeres obreras. Por este motivo, y coincidiendo con su 125 aniversario el Ayuntamiento de Mataró otorgó la Medalla de la Ciudad al Colegio para su tarea educativa. A finales de los años sesenta esta congregación abrió una escuela en el barrio de Cerdanyola, la escuela de San José para ayudar a formar y enseñar a los hijos de la gente migrante del nuevo barrio que se estaba creando.
El paso con la reliquia presidiendo


La Beata Madre Carmen, preocupada por la pobreza imperante en Andalucía a finales sobre todo en los pequeños, la falta de formación y sobre cómo se enseñaba a amar a Dios impulsó con fuerza la apertura de una escuela. Poco a poco se incorporaron jóvenes con la misma preocupación y se dirigieron al convento de Nuestra Señora de la Victoria. Con el tiempo la Madre Carmen al frente de la congregación religiosa abrieron 11 casas de formación y de atención a gente enferma, guardería y escuela nocturna para chicas jóvenes obreras. Murió a los 65 años y logró que aún hoy en día las escuelas que abrió en Mataró y Cataluña sean una realidad.

Información publicada en el bloc www.setmanasantamataro.cat