domingo, 6 de marzo de 2016

Visita al convento Capuchinas y ofrenda floral a la Vírgen de Fátima



En el año 1987 la Comissió de Setmana Santa de Mataró impulsó i consiguió que la imagen antigua del Natzarè que encargó la Confraria del Sant Crist de l'Agonia i que cedió posteriormente al Centre Catòlic de Mataró configurándose una hermandad de más de 150 miembros en los años 50, procesionara. 

Ese año de 1987 el Nazareno de la Sala Cabanyes salió en procesión el Viernes Santo junto a otras imágenes de la ciudad. En 1988 un grupo de personas que se habían organizado en Hermandad se sintieron muy acogidos por las hermanas del Convent de la Caputxines de Mataró, tanto para la realización de sus cultos como para la bendición de las imágenes. Así fue que este convento acogió la bendición del nuevo Nazareno. 

Desde aquel año, junta tras junta, páscua tras páscua, se ha simbolizado aquella acogida y agradecimiento de estas hermanas y se ha convertido en una pequña tradición el hacer una breve visita y hacer un pequeño ofrecimiento la Vírgen de Fátima. 

Aún hoy en día, 29 años después los Sagrados Titulares de nuestra Hermandad salen de aquél lugar dónde empezaron nuestros orígenes. 
Gracias hermanas.