sábado, 24 de marzo de 2018

Bendición y acogida de Ntra. Sra. de la Esperanza



Nuestra Señora de la Esperanza ya está en casa. La Parroquia de María Auxiliadora ha acogido el acto de bendición en un formato familiar, ceremonial y muy próximo para recibir a la Esperanza.
Mn. Jordi Illa ha bendecido la Santa imagen, esculpida por Martín Richarte en los años 90 y restaurada estos meses por el escultor imaginero Miguel Ángel García Jurado.
 
La Hermana Mayor y Vice-hermano Mayor han acompañado al rector y consiliario en un momento íntimo. Nuestra Señora de la Esperanza ya está en casa, y ha estado presente en un monumento de candelería, emulando los antiguos monumentos de Jueves Santo.
 
Después de la Santa Misa, los hermanos y hermanas cofrades han aprovechado para contemplar de cerca a la Madre eterna de Esperanza y han besado su mano a la Reina de los Cielos.
 
Sonaba música sacra y se han leído poesías a la Esperanza de Mataró.
 
Los pequeños y pequeñas cofrades también han querido estar presentes y han arropado a la Virgen en su acogida.
 
El acto lo ha cerrado la priostra, Isabel Noé, la cual ha agradecido a todos los que durante estos casi 25 años han hecho que el día de hoy se celebre. Les ha dicho a los pequeños que ojalá de mayores recuerden este día tan importante para esta Hermandad. A los portadores de Esperanza les he dicho que quizás no saben lo importante que es su labor, que no pierdan su camino y hagan presente la mirada  tan necesitada en las calles. 
 
Al final ha aprovechado para agradecer al anterior Capataz, Mario García, su apoyo guiando el paso los 7 años precedentes.
 
El acto ha finalizado con los juramentos de los portadores de Esperanza.
 
La Esperanza ya está en su barrio, en su ciudad, junto a su hijo Jesús el Nazareno. La Noche Morada espera.


Monumento de Esperanza, al fondo María Auxiliadora.

 


Momento del besamanos.
Momento del besamanos.

Incienso después del agua bendita.

Javier lechuga haciendo la entrada al acto.

Elisabet Laplaza, Hermana Mayor agradeciendo la asistencia a toda la Hermandad.
 
Mario García, recibiendo una foto de la Esperanza.