sábado, 24 de noviembre de 2018

20 años Esperanza en Mataró


 
 

El Viernes 23 se celebró en la casa Hermandad un pequeño acto de recuerdo de la llegada de Nuestra Señora de la Esperanza a Mataró.
 
Nuestra Señora llegó a Mataró el 21 de noviembre de 1998, siendo bendecida por Monseñor Carreras el 12 de diciembre del mismo año.
 
Nuestra Señora de la Esperanza presidiendo el acto.
Coincidiendo con la alegría y gozo de la llegada, la Hermandad quiso recordar aquellos momentos de ilusión y acogida por parte de la Hermandad.
Con este motivo, se invito a poder participar a las personas que hicieron posible la llegada, algunos de ellos no pudiendo estar presentes por estar ya con el Padre o por motivos laborales, pero todos estuvieron presentes.
 
Personas de la primera cuadrilla, aquella que procesionó por primera vez la Esperanza por las calles de Mataró también estuvo presente.
 
El Hermano Mayor durante su intervención de agradecimiento.
El acto comenzó con un pequeño recuerdo de la advocación a la Esperanza en Mataró, de la que se tiene constancia escrita des de 1587 cuando la ciudad de Mataró cedió unos terrenos para construir un convento de frailes franciscanos y allí constaba una antigua ermita dedicada a la Mare de Déu de l'Esperança.   Ermita y convento de los que hoy solo nos quedan los nombres de calles y barrios, así como el cementerio que impulsaron los capuchinos en 1817.
 
La imagen del rostro de la Esperanza en la Resurrección ante su hijo.
La Esperanza como Pasión no llegó hasta 1950 de la mano de la Confraria del Sant Crist de l'Agonia vinculada a Sant Josep pero desapareció en 1969.
 
Fue la Hermandad la que recuperó esta advocación a María en 1998,tan presente por todo el Mediterráneo.
 
Después de pasar un vídeo de recuerdo y mensaje, hubieron parlamentos breves pero intentos de Isabel Noé, priostra e impulsora de la acogida a la Esperanza, Lourdes Rodríguez miembro de la primera cuadrilla y actual contraguía y José Ruíz, actuar capataz y Mayordomo.
 
Mossèn Jordi Illa animó a continuar trabajando y recordando la importancia del mensaje y la unión.
 
El Hermano Mayor, José Luís Ordónez, agradeció la asistencia invitando a seguir labrando la historia y el amor a María. Ofreció un pequeño presento a la primera cuadrilla e hizo lectura de una dedicación. Posteriormente hubo también un presente para la actual cuadrilla, y cómo no, también agradecimiento a todos y todas los que han estado estos años aunque no fueran mencionados.
 
El acto finalizó con un besamanos a Nuestra Señora de la Esperanza.

 Vídeo que se mostró:



Más información: