domingo, 2 de diciembre de 2018

Empieza el adviento con la Diputación Infantil

Acogida en la capilla
Comienza el mes de diciembre y con él el Adviento. Un tiempo en el que nos preparamos para la Navidad en un mes lleno de anuncios, acontecimientos y actos familiares. Y otro año más este anuncio de la Navidad ha sido también el inicio de la Diputación Infantil de la Hermandad.
 

Encendiendo la primera vela de adviento.
Un grupo de chicos y chicas que aportan alegría, jovialidad, ganas de pasarlo bien y ayudar a continuar con la bella y antigua tradición. La tarde del sábado día 1 fue el inicio del Adviento, a pesar que formalmente sería el día 2.
 
Un grupo de monitores realizaron la acogida de los que serán su grupo durante este curso. La acogida se hizo en la capilla de la Casa Hermandad dónde uno de los monitores explicó las actividades que se harán durante el curso, y más concretamente, qué hacen los cristianos para prepararse en la Navidad y como la celebramos.


Preparando nadales.


Acto seguido se procedió a encender la primera vela de Adviento, de color morado, que simboliza austeridad, sencillez y mucha humildad para este nuevo tiempo, sobre una corona redonda que emula el principio y el fin. 
 
 La vela fue encendida conjuntamente con el grupo de señoras del Rosario que todas las tardes de sábado desde hace casi dos décadas se reúnen en la Casa Hermandad.


 
 La más pequeña y la más grande de los niños de la Diputación Infantil encendieron la vela morada.
 
Tarde de talleres.

 
Después de la encendida los 40 chicos y chicos, divididos en tres grupos realizaron diferentes actividades.  La primera de ellas fue la construcción del pesebre.
 

 
 
Preparando el musmo para el Belén.

 El pesebre o belén es una tradición que introdujo San Francisco de Assís hace setecientos años y se ha mantenido en el tiempo con un gran impulso en las casas y hogares.
 
 En Cataluña y en todo el levante se puso de moda a finales del siglo pasado y hoy en día en casi todos los hogares hay algún pesebre. Los más pequeños prepararon la tierra, el corcho y el musgo. Colocaron las figuras dirección al portal.
 
Otro grupo mientras realizó unas postales de deseos para colocar en el árbol de Navidad.
 

Talleres de manualidades.
El tercer grupo se dedicó a componer un belén en goma eva para poder poderlo en la puerta de casa o en algún lugar del hogar. Una actividad un poco más laboriosa pero muy entretenida.
 
Acabadas las actividades se realizó una merienda conjunta para finalizar la tarde y emplazarse para el próximo sábado, en la celebración de la Festividad de la Inmaculada Concepción. Una festividad que tendrá una parte para la celebración religiosa, procesión, una paellada en el colegio Mar Mediterranea y una tarde juegos.






Árbol de los deseos para Navidad.

El pesebre infantil de la Hermandad.

Actividades

Encendiendo la primera vela de adviento